fbpx
kidsports_ninos_actividad_fisica.jpg

Los niños y la actividad física

Hay un tema muy importante y que muchos papás no conocen, y es el tema de la obesidad y el sobrepeso. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el 30% de los niños de preescolar en países en desarrollo, como México, padecen obesidad o sobrepeso. 

Hay un tema muy importante y que muchos papás no conocen, y es el tema de la obesidad y el sobrepeso. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el 30% de los niños de preescolar en países en desarrollo, como México, padecen obesidad o sobrepeso. UNICEF informa que 1 de cada 20 niños menores de 5 años y 1 de cada 3 niños entre 6 y 19 años, los padecen. Estas cifras son realmente alarmantes, y lo que es peor, esto puede llevar a enfermedades graves como diabetes, hipertensión, cardiopatías y cáncer, así como discapacidad, si no se atienden de manera pronta y adecuada. ¿Las causas? son varias, pero principalmente tienen que ver con la alimentación y la falta de actividad física.

¿Ustedes saben que los niños entre 0 y 6 años de edad, no deben permanecer sin actividad física por más de 60 minutos continuos, excepto cuando duermen? El mantener a los niños activos les ayuda a aprender e ir desarrollando las habilidades básicas de movimiento. Es importante dejar que los niños exploren sus alrededores, siempre en un ambiente seguro, pero hay que dejarlos correr, trepar árboles, saltar la cuerda, etc. Todo esto ayuda a su desarrollo y sirve para iniciar el gusto por la actividad física, siempre en un ambiente divertido y de juego.

La actividad física es muy importante durante los primeros 6 años de vida, y es crítica en los primeros 3 ya que el cerebro está creciendo rápidamente y el aprender crea más conexiones en el cerebro que en años más tarde. Y no solo eso, también ayuda a la coordinación, las habilidades sociales, el desarrollo emocional, el liderazgo y la imaginación, y crea auto-estima positiva y confianza, aparte de los beneficios físicos como desarrollar músculos y huesos fuertes, mejora la flexibilidad, mantiene un peso corporal sano, etc.
A esta edad, la actividad física siempre debe ser divertida, y formar parte de la vida diaria del niño, no debe ser considerado por él como algo que "tiene" que hacer, ya que pierde toda la diversión y comienza a verse como una obligación.

Es en este momento, donde se empieza a desarrollar la alfabetización física, pero de eso, les hablaré un poco más en mi próximo blog.